mensaje bajo el título

Este es el Blog de recetas de Juan Menor. Sed bienvenidos

viernes, 26 de octubre de 2012

CARACOLES EN SALSA


Los caracoles son para mí como los callos, no me gusta comerlos pero dicen que me salen buenos cuando los cocino. Para esta receta, no voy a explicaros como deben limpiarse los caracoles, pues he encontrado en el Súper unos caracoles congelados que tienen una pinta estupenda, aunque si queréis, podéis usar caracoles en conserva o frescos y los limpiáis como acostumbréis. Aquí va mi receta, espero que os guste.
 

INGREDIENTES
 
·         1 Kg. de caracoles
·         1 cebolla
·         2 dientes de ajo
·         1 guindilla
·         100 gramos de jamón serrano picadito
·         50 gramos de chorizo picadito
·         ½ lito de salsa de tomate casera
·         1 vaso de vino blanco
·         1 cucharadita de carne de pimiento choricero o ñora
·         Aceite de oliva virgen extra
·         Sal, pimienta, un poquito de tomillo y una hoja de laurel.

 ELABORACION

Los caracoles que he comprado congelados vienen ya precocidos y la única elaboración que precisan es dejarlos descongelar metidos en un bol grande con agua del tiempo y luego cocinarlos de 20 minutos a media hora.

En una cazuela echaremos los dos dientes de ajo picaditos y antes de que doren añadiremos la cebolla picadita fina, salaremos y dejaremos que la cebolla se vaya pochando lentamente durante unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, añadiremos el jamón y el chorizo picadito, cocinándolos un rato más y finalizaremos añadiendo la guindilla, la cucharadita de salsa de ñora y la salsa de tomate casera dejando cocinar a fuego suave unos 5 minuto más.

Pasado ese tiempo, añadiremos los caracoles, el vaso de vino blanco, la hoja de laurel y echaremos el tomillo y un poco de pimienta negra recién molida, moveremos bien, dejaremos que se evapore el alcohol del vino, taparemos la cazuela y coceremos a fuego suave de 20 minutos más a media hora, hasta que los caracoles tengan el punto que nos guste.
Evidentemente, este es un plato que estará muchísimo más bueno el día siguiente.
Animaos a hacerlo, es fácil, económico y al que le gusten los caracoles le va a encantar.
Para imprimir la receta haced click AQUÍ

1 comentario: