mensaje bajo el título

Este es el Blog de recetas de Juan Menor. Sed bienvenidos

miércoles, 29 de enero de 2014

POCHAS (en conserva) A LA RIOJANA



Las pochas son una legumbre, de la familia de las judías blancas, que se comen antes de que alcancen su madurez. Son típicas de la Rioja y Navarra y se cocinan combinándolas con verduras, chorizo, codornices, etc. 
Posiblemente sean las pochas de las legumbres que más me gustan y, posiblemente lo sean por la dificultad que tengo para encontrarlas, aquí, en Tarragona. Un muy buen remedio, es sustituirlas por unas buenas pochas en conserva y cocinarlas un poco para darles nuestro toque personal.

Y de eso se trata hoy, de cocinar un muy buen plato, de manera fácil y rápida.

INGREDIENTES
  • 1 Bote de pochas en conserva (unos 700 gramos)
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate maduro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde italiano mediano
  • 1/4 l. de caldo
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero o de ñora
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
ELABORACION

En primer lugar, pondremos a pochar la cebolla picada fina, ligeramente salada, con el aceite durante unos minutos. Pasado ese tiempo, echaremos la zanahoria, el pimiento rojo y el pimiento verde, todo ello bien picadito, y seguiremos cocinando a fuego medio-bajo durante unos minutos más. Seguidamente echaremos el tomate, pelado, sin pepitas y cortado a trozos pequeños y seguiremos cocinando hasta que el tomate esté cocinado. 
A continuación, echaremos la cucharada de pimiento choricero (o de carne de ñora, a elección) y la cucharadita de pimentón rojo (a mí me gusta utilizar una mezcla al 50% de pimentón dulce y picante), daremos una vuelta y reservaremos.
Mientras tanto, habremos vaciado el bote de pochas en una cazuela, con su caldo y todo, vaciándolo con cuidado, dando golpes en el culo del bote y sin introducir en él ningún cubierto que pudiera rompernos la legumbre. Añadiremos la mitad de caldo y pondremos a fuego muy suave, moviendo la cazuela entera, sin utilizar ningún cucharon ni nada por el estilo.
Una vez calientes las pochas, añadiremos el resto del caldo, el sofrito que tenemos reservado y seguiremos cocinando a fuego muy suave durante 10 o 15 minutos más, moviendo de vez en cuando la cazuela.

¿Y ya está! ¿Sencillo, verdad?. Animaros a hacerlo, solterones, estudiantes, novatos en la cocina, ... Es un plato exquisito, económico, fácil de hacer. 
Ah! Si lo coméis acompañado de unas buenas guindillas, vais a alucinar.



3 comentarios:

  1. Hola Juan,

    Mi más sincera enhorabuena por el blog y por estas magníficas pochas. Me gustaría invitarte a recopilar lo mejor de tu recetario en un libro de cocina personalizado como este, http://goo.gl/WrUHdg. No te preocupes por el precio, es un regalo que os ofrecemos por compartir vuestras recetas con el resto de bloguers y visitantes de Rebañando. Por supuesto sin gastos de envío. También me gustaría proponerte una breve entrevista con nosotros para que nuestros visitantes puedan conocer un poco más sobre tu blog.

    Si tienes cualquier pregunta no dudes en escribirme a salvador@rebanando.com, será un placer atenderte.

    Un saludo y te dejo un enlace para que veas lo que te comento de los libros de recetas personalizados: http://goo.gl/GpP2xb.

    Salvador Valero
    Director Editorial
    www.rebanando.com

    ResponderEliminar
  2. Muy buena receta! y muy bien explicada.

    ResponderEliminar